La Viña de Tasio 2019 6 botellas

La Viña de Tasio 2019  6 botellas

La Viña de Tasio 2019 se vende en cajas de 6 botellas.
SIN GASTOS DE ENVÍO DENTRO DE LA PENÍNSULA ESPAÑOLA

27,00 Envío gratis. IVA incluido

El mejor precio comprando en lotes de 6

La Viña de Tasio 2019  6 botellas

 

Ficha técnica:

Variedades: Tempranillo y Maturana Tinta.

Elaboración y Envejecimiento: Crianza de 18 meses en barrica de roble francés de 500 litros.

Denominación de Origen: DOCa Rioja, subzona Rioja Alta.

Bodega: Bodegas Valdeloyo, ubicada en San Vicente de la Sonsierra.

Grado alcohol: 14,5%.

Producción: Edición limitada de 3.000 botellas.

Nombre del vino: Los descendientes de la bodega familiar (Pilar, José y Alberto) rinden homenaje a su fundador: «Nuestro padre, Tasio, lleva desde los 14 años trabajando en el campo y se merecía este reconocimiento»,

 

Nota de cata:

​Color: Elegante y poderoso. Muy cubierto, fondo de color cereza picota y herradura purpura.
Nariz: Intenso, potente y franco. Perfecta combinación de fruto rojo y negro maduro, con sutil recuerdo especiado a pimienta rosa y final ahumado.
Boca: Paso amable, graso, de tanino redondo. Sensaciones de guiña de licor. Paso ágil y recuerdo largo.
En retronasal retorno de fruta confitada, recuerdos de chocolate negro, menta y especia.

 

Viñedo:

La sierra de Cantabria y la sierra de Toloño protegen los viñedos de Valdeloyo. El viento del norte predomina y airea el viñedo que está resguardado por ambas sierras del excesivo viento y de las plagas que, a veces, trae con él.
Estas montañas también protegen a las viñas de exceso de lluvias, que no les favorece, y propician que las temperaturas sean frescas por las noches y suaves durante el día.
La Sonsierra riojana además, es una zona con suelos muy variados. En una misma parcela tienen diferentes tipos de suelos. Esa es una de las razones por la que los vinos son muy especiales y tienen una riqueza de matices que les aporta una personalidad inconfundible.
Las uvas destinadas a hacer La Viña de Tasio proceden de 3 parcelas diferentes.
La Nava es una finca muy especial en altitud y está situada en una ladera con un desnivel del 15%. El suelo es arcilloso calcáreo y la situación es este – oeste. Las lluvias afectan poco y no calan lo suficiente, y esto es óptimo para el estado de la uva.
Santa Lucía y Alesago son las niñas bonitas de la familia, ahí tenemos la variedad maturana que es autóctona de la zona y estaba casi desaparecida. El suelo de estas fincas es diferente. El de Santa Lucía es arenoso y se abriga de los vientos solano y norte por su situación lo que hace un microclima cálido que ayuda a acelerar la maduración; mientras que en La Alesago el suelo es arcilloso calcáreo y tiene opuesta orientación, por lo que ambas se complementan entre sí de forma perfecta aportando al vino matices muy diferentes.

 

Bodegas Valdeloyo:

Tasio trabajaba de camionero en una empresa de Vitoria. Al cumplir 30 años sus padres le dejaron un terreno. En aquel entonces plantó media hectárea de viñedo, ya que era lo que podía hacer con el dinero que tenía. Así que, entre semana era camionero, y los fines de semana se convertía en agricultor para hacer realidad el proyecto que tenía en su cabeza.
Todo lo que ganaba lo reinvertía en la viña. Así, poco a poco, fue comprando más hectáreas de viñedo alrededor de la finca inicial.
Esa primera finca está situada en un pequeño valle, en un hoyo, de ahí viene nombre de la bodega, Valdeloyo. En esas tierras, situadas en San Vicente de la Sonsierra, ya se elaboraba vino hace más de 800 años. De hecho Alberto, el hijo mayor de Tasio, encontró en Valdeloyo un pequeño lagar, espacio donde antiguamente se pisaba la uva.
En la elaboración, les gusta combinar depósitos de acero inoxidable y hormigón para redondear los vinos antes de embotellarlos.

Aunque Tasio está jubilado, todavía manda mucho y y sus 3 hijos Alberto, José y Pilar, saben que no se va a retirar nunca, porque la bodega y la viña son su vida. Ellos han heredado de él su amor por el campo y su forma tradicional y respetuosa de elaborar vino. Todos los viñedos son propios y los cuidan con esmero porque saben que es la única forma de elaborar buenos vinos. Por eso siguen vendimiando como antiguamente, a mano. Siempre contratan a las mismas familias para trabajar en el campo, porque conocen bien las tierras y cada una de las plantas.

Chat por WhatsApp
1
¿Necesita ayuda?
WhatsApp con nosotros
Sea bienvenido 👋
¿En que podemos ayudarle? 🍷🍇